Geo Proyectos

Un relleno sanitario es una técnica de disposición final de residuos sólidos urbanos que consiste en depositar los residuos en un terreno especialmente preparado usando geotextil, geomembrana y otros materiales,  y controlado para minimizar el impacto ambiental y proteger la salud pública.

Los rellenos sanitarios se construyen en terrenos adecuados, alejados de zonas urbanas y de fuentes de agua potable, y cuentan con medidas de protección ambiental aislándolo del suelo usando geomembrana HDPE para minimizar el riesgo de contaminación del suelo, el agua y el aire.

El proceso de disposición final en un relleno sanitario se lleva a cabo en varias etapas. Primero, los residuos sólidos urbanos son transportados desde su lugar de origen hasta el relleno sanitario. Luego, se separan los materiales reciclables y se llevan a plantas de reciclaje para su tratamiento.

Después, los residuos que no son reciclables se depositan en el relleno sanitario en capas, compactándolos y cubriéndolos con una capa de tierra o material similar. Este proceso se repite varias veces, hasta que el relleno sanitario alcanza su capacidad máxima.

Finalmente, se procede a la clausura del relleno sanitario, que consiste en cubrir la superficie con una capa de tierra y materiales sintéticos como Geomembranas para evitar la lixiviación y la emisión de gases contaminantes. Además, se instalan sistemas de monitoreo para garantizar la seguridad ambiental a largo plazo.

Entre las principales ventajas de los rellenos sanitarios se encuentran el control de los impactos ambientales y la protección de la salud pública, ya que el proceso de disposición final se lleva a cabo de forma controlada y segura. Además, la recuperación de materiales reciclables permite aprovechar al máximo los recursos y reducir el volumen de residuos que se depositan en el relleno sanitario.

Te invitamos a conocer todos nuestros Productos